L'Ecce Homo

L'Ecce Homo

L'Ecce Homo

Esta imagen era propiedad parroquial y era venerada en uno de los altares laterales de la Capilla del Santísimo de la Parroquia de Olesa. La imagen no era de cuerpo entero sino solamente un busto de terracota maciza. Salía de la Parroquia exclusivamente los días de Semana Santa para ser expuesto en la calle Església a Ca l’Escossi. Había sido muy restaurado. Los Puigjaner ofrendaron la chapa y la corona; la familia de Cal Fillet hizo ofrenda del tabernáculo y la caña y pagaban los gastos de los portadores en la procesión.

REFLEXIÓN
¿Cómo quería Pilatos encontrar culpa en Jesús si la culpa estaba en nosotros?
Señor, haced que comprenda este misterio de vuestra entrega a la muerte en nuestro lugar, ¡en mi lugar! ¡Tened piedad de nosotros, Señor. Tened piedad!
“Al igual que Pilatos, no me doy cuenta de que condeno a Cristo cuando juzgo y abandono a un hermano con menosprecio o vil calumnia”

Como llegar

Desde los F.G.C. encontramos carteles indicadores de la Ruta dels Misteris/Pasos. Siguiéndolos se encuentran los Misteris/Pasos. En coche entrar por Francesc Macià, llegar al aparcamiento de la plaza Catalunya, continuar a pie siguiendo los carteles indicadores de la Ruta dels Misteris/Pasos.

GALERIES ASSOCIADES

Ecce Homo 2012

  • Ecce Homo 2012
  • Misteri 2016

Col·lectiu Misteris d'Olesa de Montserrat L'Ecce Homo

El misterio del Ecce Homo muestra a Jesús ante Poncio Pilatos –prefecto de la provincia romana de Judea- en el momento en que es presentado ante el pueblo judío. Es una talla de madera obra de Francesc Fàbregas Pujadas, nacido en Barcelona el año 1898, y se expone en la casa conocida como ca l’Escossi.

La imagen del Ecce Homo era propiedad parroquial y era venerada en uno de los altares laterales de la capilla del Santísimo de la parroquia de Olesa. La imagen no era de cuerpo entero, sino tan solo un busto de terracota maciza. Salía de la parroquia exclusivamente los días de Semana Santa para ser expuesta en la calle Església, en ca l’Escossi.

La imagen había estado muy restaurada. La familia Puigjaner ofrendó la chapa y la corona; la familia de cal Fillet hizo ofrenda del tabernáculo y la caña y pagaba los gastos de los costaleros en la procesión.